La meva experiència al RallyRACC Catalunya-Costa Daurada, convidat per Ford

Article publicat per un servidor a MotorFULL el 24 d’octubre de 2011 i recuperat aquí abans de que el blog d’Hipertextual tanqui la paradeta i la entrada es perdi per sempre. Trobareu totes les fotos en aquesta galeria de Flickr.

Ford-Abu-Dhabi-World-Rally-Team-5-800x532

Admito que ésto de los rallyes es algo que siempre me ha gustado. Prueba de ello es que en los últimos años he podido disfrutar de pruebas tan míticas como el Rally Monte-Carlo, el Rally de Finlandia o el RallyRACC Catalunya-Costa Daurada. Lo hacía como lo hacen los aficionados de verdad: a pie de cuneta, con madrugones de esos que hacen época… e incluso durmiendo en el coche si las circunstancias así lo requerían. Esta vez, no obstante, la cosa ha sido algo diferente: Ford nos invitó a pasar los dos primeros días del rally con el Ford Abu Dhabi World Rally Team, una oferta a la que simplemente no supe decir que no. En estas dos intensas jornadas hemos podido disfrutar del Shakedown, así como de la tercera especial del viernes, a la que nos acercamos ni más ni menos que en helicóptero. Sin duda, una experiencia de esas que no se olvidan…

Todo empezó la noche del miércoles, en la que después de hacer el check-in en el hotel, nos dirigimos a una cena con los integrantes del equipo Ford Abu Dhabi World Rally Team. Allí tuvimos la oportunidad de charlar con Mikko Hirvonen y Jarmi Matti Latvala, los dos pilotos oficiales de la escuadra británica. La verdad es que fueron mucho más cercanos y agradables de lo que me esperava, especialmente si tenemos en cuenta que el primero de ellos llegaba al RallyRACC Catalunya-Costa Daurada como líder del mundial empatado con Sebastian Loeb. Imaginaos, pues, la tensión. No obstante, el piloto finlandés no tuvo reparos en contestar a nuestras preguntas en una charla informal la mar de interesante (¿sabíais que a los cinco años ya conducía sobre lagos helados con el coche completamente de lado? ¡Cinco años!).

Ford-Abu-Dhabi-World-Rally-Team-3-800x532

No obstante, ambos pilotos tuvieron que marcharse antes de empezar la cena. No les culpo. Después de todo, eran pasadas las 21:00 y el Shakedown empezaba a las 8:30 de la mañana siguiente. Por suerte, Malcolm Wilson, Christian Loriaux y otros miembros del equipo no quisieron perderse la tradicional cena que organiza Ford España y en la que reúne tanto a la prensa especializada como con los miembros del equipo. Solo puedo decir que fue un auténtico placer compartir la velada con toda esa gente.

El plato fuerte, no obstante, tuvo lugar a la mañana siguiente. Nada más plantarnos en la recepción del hotel, tres Ford Fiesta Sport Match y un Ford Focus 1.6 Ecoboost de 180 CV nos esperaban en la entrada. Ellos fueron nuestro medio de transporte durante los dos días, aunque de eso mejor hablamos en otra entrada. Tiempo justo para tirar un par de fotos, y directos al Shakedown, donde llegamos sobre las 9:30. A grandes rasgos, el Shakedown se trata de un tramo muy corto (tan solo 2,94 km) donde los pilotos pueden ultimar los reglajes y la puesta a punto de sus coches. Los pilotos han de dar como mínimo un total de cuatro vueltas, una cifra más que suficiente para comprobar que todo está en perfecto orden de revista.

Ford-Abu-Dhabi-World-Rally-Team-1-800x532

A diferencia de otros rallyes, el RallyRACC Catalunya-Costa Daurada (RallyRACC de ahora en adelante) cuenta con una primera etapa donde se mezclan tramos de asfalto con tramos de tierra. Eso obliga a los equipos a presentarse con un coche que funcione bien en ambos terrenos, algo que es verdaderamente complicado. A la práctica, y según nos comentó el propio Hirvonen, la primera etapa se lleva a cabo con reglajes de tierra 100%, los cuales han de ser cambiados por reglajes de asfalto de cara a las jornadas del sábado y del domingo, una vez ya se han finiquitado los polvorientos tramos sobre grava del viernes.

El polvo. Ese fue sin duda uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos en el Shakedown. La falta de lluvias y un terreno muy duro y quebradizo hizo que cada vez que pasaba un coche, una nuve de polvo nos cubriese por completo. Ropa, cámara, móvil, pelo. Creo que la sensación de estar masticando polvo me duró hasta bien entrada la tarde. Se trataba de un tramo con un primer sector muy revirado (para que os hagáis una idea, desde un punto se podían ver hasta tres o cuatro curvas diferentes), al que le seguía una rotonda asfaltada, la cual daba paso a una interminable recta de grava (el mismo sitio donde Kimi Raikkonen volcó el año pasado). No obstante, hay que reconocer que ver pasar a los WRC a dos palmos de donde nos encontrábamos es algo que no se olvida fácilmente: la tracción, el sonido, el griterío del público, etc. Fue una experiencia memorable… ¡y eso que el rally no había hecho más que empezar!

Shakedown-26-800x532

De ahí nos fuimos directos al Service, algo así como el paddock de los rallyes, donde pudimos conocer de primera mano las instalaciones del equipo oficial Ford, así como respirar el ambiente que se vivía en el resto de equipos que completaban la lista de inscritos. Para ello, contábamos con acreditaciones de Ford que nos garantizaban acceso no solo al hospitality del equipo, sino a todo el recinto donde los equipos trabajaban. Un lujo, vamos.

Las instalaciones del Ford Abu Dhabi World Rally Team eran de lo más espectacular que se podía ver en el Service. Se trataba de una estructura de dos pisos: en la planta inferior se encontraba el comedor, la cocina, los lavabos y multitud de pantallas desde donde poder seguir las evoluciones de la prueba; en la planta superior, por contra, el acceso estaba restringido a los miembros del equipo, y es que es ahí donde se encontraban las oficinas del equipo, la zona de descanso de los pilotos y el area de trabajo de los ingenieros. Tan solo para levantar esta estructura necesitan dos días y medio, más otros tantos solo para desmontarla. Casi nada.

Ford-Abu-Dhabi-World-Rally-Team-28-800x532

Para que os hagáis una idea de lo que implica desplazar una infraestructura así de rally a rally, ahí van un par de datos interesantes: en el equipo Ford Abu Dhabi World Rally Team trabajan unas 120 personas (lo que incluye desde cocineros hasta ingenieros), y se necesitan 19 camiones para desplazar todo el material necesario para la prueba, de los cuales 9 corresponden únicamente al edificio principal: el hospitality. A diferencia de Citroën, cuyo departamento de competición está encuadrado dentro del propio organigrama de la marca, Ford prefiere delegar todo ese trabajo en M Sport, el equipo de Malcolm Wilson. Éste se ocupa no solo de los dos coches oficiales de Hirvonen y Latvala (así como del tercero en discordia, Khalid Al-Qassimi), sino también de media docena de equipos privados entre los que se encuentran los de Ken Block, Mads Østberg o los de los pilotos de Stobbart. Visto lo visto, es fácil hacerse una idea del volumen de trabajo que ha de llevar a cabo la gente de M Sport en cada una de las pruebas del mundial.

Después de disfrutar del ambiente del Service y de la comida en el hospitality del equipo británico, llegó al hora de montarnos en nuestro Ford Fiesta Sport Match para dar un pequeño rodeo por las carreteras de la zona. De eso, no obstante, ya hablaremos en una entrada dedicada en exclusiva al modelo de Ford.

SS3-3-800x532

La mañana del viernes fue tan o más entretenida si cabe que la del jueves. Ese era el día en que las cosas se empezaban a poner serias, la primera jornada del RallyRACC en la que de verdad se tenía que luchar contra el crono. Nosotros teníamos planeado ir a la SS3, una tramo conocido por el nombre de Les Garrigues, hasta donde nos desplazamos en helicóptero. Después de tantos, tantísimos años sufriendo retenciones, problemas para aparcar, caravanas interminables y caminatas campo a través (con sus consecuentes y dolorosas agujetas en días posteriores), acercarse con helicóptero a pie de tramo es algo que no se me olvidará fácilmente. En este sentido, ir del Service a la especial tan solo nos llevó 15 minutos. Una vez aterrizados, decidimos colocarnos justo en el punto donde se encontraba el cambio asfalto-tierra. La cosa prometía.

Era una zona verdaderamente espectacular, con una bajada a la que los pilotos llegaban muy rápidos y con el coche bastante de lado (los reglajes de tierra ayudaban mucho en este sentido). Después venía una a derechas que se cortaba casi a fondo, una a izquierdas que se trazaba más o menos igual y, acto seguido, se llegaba al punto donde el asfalto daba paso a la tierra. Para rematar la jugada, el terreno tenía un pequeño cambio de rasante que algunos pilotos hicieron casi a fondo quedándose con tres ruedas en el aire. Ese fue el caso de pilotos como Latvala o Loeb, muy espectaculares los dos. Después de ver a los primeros quince o dieciséis coches, llegó la hora de volver al Service para un último contacto con la gente del Ford Abu Dhabi World Rally Team.

Shakedown-21-800x532

Con todos los coches desperdigados por los tres tramos que conformaban el bucle matinal, digamos que la sensación en el Service era de “tensa espera”. En este sentido, uno de los momentos que más ganas tenía de ver era la primera asistencia del rally, en la cual los mecánicos tan solo tenían 30 minutos para poner a punto y arreglar todo lo que se tuviese que arreglar de los coches de Hirvonen y Latvala. En este sentido, resultaba curioso ver a los cuatro mecánicos (tan solo cuatro personas pueden tocar el coche cuando éste entra en el parque de asistencia) apostados como en los pitstops de Formula 1, pistola en mano y preparados para la inminente llegada del piloto.

Con un toque de freno de mano, Hirvonen fue el primero en llegar, y como si de una elaborada coreografía se tratase, en dos segundos cada mecánico se había puesto a trabajar en la tarea que se le había sido asignada. Era una escena francamente interesante y muy curiosa de ver de cerca, y es que el trabajo de los mecánicos, tan vital como el de los pilotos, muchas veces pasa desapercibido. Lo que ya no pudimos ver fue la asistencia de la tarde, en donde debían transformar el Ford Fiesta WRC con reglajes de tierra a un coche con especificaciones 100% de asfalto. Para ello tenían una hora y 15 minutos, a diferencia de los 45 minutos que se dan al final de cada etapa en condiciones normales (cuando no hay que cambiar suspensiones, dirección, ruedas, frenos y todo lo que conlleva pasar de la tierra al asfalto).

Ford-Abu-Dhabi-World-Rally-Team-11-800x532

Desgraciadamente, todo lo bueno tiene un fin, y éste llegó con la asistencia a los coches de Mikko y Jari Matti. Una pena, porque nos lo estábamos pasando en grande disfrutando de la experiencia. Conocer de cerca como trabaja un equipo del mundial de rallyes, especialmente uno como el Ford Abu Dhabi World Rally Team, fue algo increíble, eso por no hablar de la oportunidad de conocer en persona a pilotos de la talla de Mikko Hirvonen y Jari Matti Latvala. Fue genial poder descubrir algunas de las cosas que habitualmente no se suelen mostrar, como la logística necesaria para desplazar un equipo como ese de un lado a otro, o el duro trabajo de los mecánicos (no quiero pensar como debe ser trabajar a -30ºC en el Rally de Suecia). Todo ello hizo que, durante dos días, me sintiese parte del equipo.

El RallyRACC Catalunya-Costa Daurada fue dominado de cabo a rabo por Sebastian Loeb, lo que le dió el título de constructores a Citroën. No obstante, Mikko Hirvonen consiguió clasificarse en la segunda posición, lo que todavía le da opciones de luchar por el título de pilotos en la decisiva prueba del mundial: el RAC británico. Jari Matti Latvala, el segundo piloto del Ford Abu Dhabi World Rally Team, se clasificó finalmente en la tercera posición por delante de Dani Sordo.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s