Prova: Ford Fiesta Sport Match 1.6 Ti-VCT

Article publicat a motorFULL el 5 de desembre de 2011 i que reprodueixo íntegrament aquí abans de que el blog d’Hipertextual tanqui definitivament la paradeta i la entrada es perdi per sempre. Trobareu totes les fotos al meu Flickr.

Ford-Fiesta-Sport-Match-30-800x532

Aprovechando la celebración del RallyRACC Catalunya-Costa Daurada, una prueba a la que nos invitó Ford y de la que ya os hablamos extensamente en su día, tuvimos la oportunidad de probar el Ford Fiesta Sport Match. Ese fue nuestro medio de transporte por la zona, el que nos llevó del hotel al Shakedown y de allí al Service, con lo que más que una prueba, deberíamos estar hablando de un contacto más o menos rápido. No obstante, la variedad de carreteras por la que nos movimos – desde carreteras de montaña en la zona de Poblet hasta autovía y vías rápidas, pasando por zonas urbanas – hizo que pudiésemos “someter” al pequeño Fiesta en todo tipo de situaciones.

El Ford Fiesta Sport Match se ofrece con dos motorizaciones diferentes: una diésel y una de gasolina. La primera está basada en el 1.6 TDCi de 95 CV, mientras que la segunda monta el mismo motor 1.6 Ti-VCT de la versión de 120 CV, aunque con la potencia elevada hasta los 134 CV. De esta forma, y hasta la llegada del Ford Fiesta ST de 180 CV, estamos delante de la versión más alegre y prestacional de la gama Fiesta. En nuestro caso tan sólo pudimos probar la versión de 134 CV, ya que era la única disponible en todas las unidades que Ford puso a nuestra disposición. No obstante, y teniendo en cuenta que la versión diésel de 95 CV no es ni la mitad de deportiva que la variante con motor gasolina, tampoco es que la echásemos mucho en falta.

Ford-Fiesta-Sport-Match-32-800x532ESTÉTICA JUVENIL Y MARCÁDAMENTE DEPORTIVA

Basta echar un vistazo para darse cuenta que éste no es un Ford Fiesta cualquiera. Las enormes llantas de 17″ y un generoso alerón trasero nos dan una idea del carácter marcadamente deportivo que en Ford han querido imprimir a esta versión. Prueba de ello es que el Ford Fiesta Sport Match está disponible únicamente con carrocería de tres puertas. En otras palabras: abstenerse todas aquellas personas que busquen practicidad y espacio – este es un coche donde la diversión prima por encima de todas las cosas.

Claro que no todo es deportividad en esta versión. Ford también ha querido dotar al Ford Fiesta Sport Match con un toque de distinción y exclusividad, diferenciándolo así del resto de versiones de la gama. Eso lo ha conseguido jugando con los colores – o, mejor dicho, con la ausencia de los mismos. De entrada, esta versión solo se ofrece en dos colores de carrocería, Blanco (150 euros) y Negro Grafito (375 euros); mientras que las llantas – diseño Panther Black en medida 17″ – vienen pintadas en negro grafito independientemente de la tonalidad que escojamos para el resto de la carrocería. El resultado es una combinación francamente atractiva, tal y como se puede apreciar en las fotos.

Ford-Fiesta-Sport-Match-15-800x532

Como ya hemos comentado, la deportividad es un elemento que se repite en muchos detalles del diseño. En el frontal encontramos, por ejemplo, un pequeño splitter inferior pintado en color plata, justo al lado de las prominentes luces anti-niebla, las cuales también cuentan con cubiertas plateadas. Por su parte, en la zaga encontramos un difusor trasero – más estético que funcional – que integra a su vez la doble salida de escape. No obstante, la mayor carga visual recae sin duda en el generoso alerón trasero. He de admitir que, aunque nunca he sido muy admirador de este tipo de alerones, en esta generación del Fiesta no queda del todo mal.

UN INTERIOR QUE SORPRENDE  POR SU CALIDAD

Esa deportividad de la que hablaba en el exterior tiene su continuidad en el interior. Para empezar, los asientos deportivos están tapizados en cuero negro, un material que también encontramos en el pomo del cambio y la palanca del freno de mano. Todos estos elementos cuentan con unas costuras plateadas que encajan a la perfección con la personalidad del modelo, y es que una vez instalados en el habitáculo, la verdad es que da la sensación de que nos encontramos en un coche de mucho más empaque.

Ford-Fiesta-Sport-Match-21-800x532

Parte del mérito en esta sensación lo tiene también el material con el que está terminada la consola central, llamado Piano Black. No obstante, y a pesar de que queda francamente bien en un coche recién salido de fábrica, tengo dudas sobre si ese material será capaz de aguantar bien el paso del tiempo. El pedalier de aluminio y un volante multi-función acabado en cuero son los encargados de rematar esa imagen deportiva que Ford ha querido dar al benjamín de la casa.

Tratándose de un Ford Fiesta, hay que reconocer que el equipamiento está a la altura de las circunstancias, aunque también hay que añadir que las unidades que nos dejaron probar iban bastante cargadas de opciones. Una de ellas era un Paquete de Cámara con visión trasera (700 euros), la imagen de la cual se muestra en el espejo retrovisor. Éste incluye los sensores de aparcamiento traseros, así como sensores de luz y de lluvia. También contábamos con control de crucero (150 euros) y pre-instalación del navegador por satélite (100 euros). No obstante, elementos como el climatizador automático o el equipo de audio Sony con lector de MP3 y entrada USB se ofrecen de serie.

Ford-Fiesta-Sport-Match-25-800x532UN MOTOR RABIOSO, AUNQUE ALGO PEREZOSO

Como ya hemos apuntado al principio, el motor del Ford Fiesta Sport Match es el mismo 1.6 Ti-VCT atmosférico que equipa la versión de 120 CV. No obstante, gracias a un nuevo sistema de escape – que suena de maravilla, sobretodo a bajas revoluciones – y a una re-programación en la ECU se han logrado sacar 14 CV adicionales, llevando la cifra total hasta los 134 CV a 6.700 rpm. El par máximo, por su parte, se situa en los 160 Nm, los cuales se entregan a partir de 4.250 rpm.

Por debajo de esa cifra la verdad es que es un poco perezoso, y es que si se le quiere sacar el máximo partido a este propulsor, más nos vale estar por encima de las 4.000 rpm. En este sentido, una de las pegas que le encontré es que al no tener bajos, las recuperaciones en autovías y vías rápidas se hacen eternas. ¡Eso por no hablar de la rumorosidad! Al carecer de sexta velocidad, cuando circulamos a unos 120 km/h el motor está girando a unas 4.000 rpm. Eso está bien cuando vamos por carretera, pero en autopista y en viajes largos, puede llegar a ser molesto.

Ford-Fiesta-Sport-Match-2-800x532

Definitivamente, el hábitat natural del Fiesta Sport Match no son las autopistas, sino las carreteras reviradas bien surtidas de curvas. Cuantas más, mejor. La unidad que tuvimos la oportunidad de probar pesaba 970 kilos, una cifra muy interesante si tenemos en cuenta lo que han “engordado” los coches en los últimos años. Si a eso le unimos unas suspensiones con un tarado algo más duro, unos muelles rebajados en altura y unos neumáticos de perfil bajo, tenemos todos los ingredientes necesarios para convertir un utilitario del montón en un auténtico juguete. Aunque hubiese sido genial tener algo más de tiempo para hacernos con el coche, la verdad es que en el poco rato que lo pudimos disfrutar por carreteras viradas, el pequeño Fiesta apuntó maneras. Entra muy bien en las curvas, digiere muy bien los cambios de apoyo y te invita a ir más y más rápido. Como tiene que ser.

Una de las cosas que me sorprendió fueron los frenos – no porque frenaran mucho, ya que no tuvimos la oportunidad de exprimirlos al máximo, sino por su configuración. Mientras que en el eje delantero cuenta con discos ventilados de 258 mm, en el eje trasero utiliza frenos de tambor. Supongo que si están ahí es porque en Ford han creído que con eso era más que suficiente, aunque a mi me da que a lo poco que se apriete un poco el coche, especialmente en bajada, podemos llegar a tener problemas. Luego está el problema estético, especialmente cuando el modelo en cuestión usa llantas de 17″ con mucho espacio al aire libre. Es, en definitiva, un aspecto ciertamente mejorable.

Ford-Fiesta-Sport-Match-18-800x532

No obstante, gracias a los 134 CV que rinde su motor y a los 970 kg que pesa en su conjunto, el Ford Fiesta Sport Match puede acelerar de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 195 km/h. Todo eso lo logra homologando un consumo medio de 5,9 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 139 g/km. Si queremos algo todavía más frugal siempre podemos recurrir al turbo-diésel de 95 CV, el cual gasta únicamente 4,1 l/100 km. No obstante, teniendo en cuenta que tarda 12 segundos en alcanzar los 100 km/h, y que su velocidad máxima se queda en los 175 km/h, yo me quedo con el gasolina. Eso por no hablar de las llantas, las cuales son de 16″ en el modelo a gasoil.

CONCLUSIONES

En definitiva, el Ford Fiesta Sport Match representa una opción más que válida en el segmento de los utilitarios deportivos, un segmento donde en la actualidad brilla especialmente el Suzuki Swift Sport. La relación calidad-precio es bastante buena, especialmente si tenemos en cuenta los acabados – tanto exteriores como interiores – así como el equipamiento, muy bien dotado dadas sus características. Su gran inconveniente, en mi opinión, es a su vez una de sus grandes virtudes: el motor.

Se trata de un propulsor al que le gusta trabajar en la zona alta del cuenta-vueltas. Por debajo de 4.000 rpm la verdad es que no hay nada, aunque a partir de ahí la cosa se anima por momentos. El sonido del escape la verdad es que te invita a pisarle cada vez más, aunque ese es precisamente el problema: cuando pasamos de carretera de montaña a autopista, circular a 4.000 rpm – unos 120 km/h de marcador – se hace un poco pesado. No es una cosa que nos quitase el sueño en el rato que pudimos conducirlos, aunque me imagino que a la hora de cubrir grandes distancias es algo que se debe notar… y mucho. Quizás con una sexta relación un poco más larga la cosa hubiese cambiado, quien sabe.

Ford-Fiesta-Sport-Match-9-800x532

Aún así, creo que es una muy buena opción si lo que queremos es un coche para pasárnoslo bien sin más complicaciones de las estrictamente necesarias. En España el precio para el Ford Fiesta Sport Match se situa en los 18.600 euros, una cifra que baja hasta los 18.100 euros para la versión diésel. A todo ello hay que sumar un descuento de 2.500 euros que ofrece el fabricante, lo que deja los precios en 16.100 euros y 15.600 euros respectivamente. Tentador, ¿eh?

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Crea un lloc web gratuït o un blog a Wordpress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: